martes, 16 de octubre de 2012

la lombriz superviviente





la lombriz superviviente habita el huerto de estiércol y de 

rábanos -en  el país azul de las violetas-


los huevos maduran al abrigo de los huesos de higuera


siento la siesta en los ojos dormidos de la  lluvia


se ha instalado  la humedad  bajo su piel granada


huele  el dolor negro de  las brevas

pero la noche (azul)

acallará los suspiros de la polilla del pan


31 comentarios:

  1. Quizás por eso es la lombriz superviviente pepi.
    Un abrazo y feliz miércoles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está claro que la adaptación es primordial
      Un abrazo para ti

      Eliminar
  2. Pepi,cuanta magia en tu poema,me ha encantado,de verdad.
    Millones de besos ,siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que lo digas, tú que precisamente eres toda magia
      Un besito

      Eliminar
  3. Siento la siesta en los ojos dormidos de la lluvia...

    Me gusta mucho todo lo que abarca la connotación.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Pepi, sobreviven los más fuertes o quizá, los que se adaptan mejor a las circunstancias, o quizá los que pasan desapercibidos ignorando los "suspiros de la polilla del pan".
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Completamente de acuerdo contigo, hay quienes para sobrevivir se adaptan al estiércol y los rábanos y se vuelven pequeñitos
    Un abrazo siempre

    ResponderEliminar
  6. AH

    Y ESTE ME LO GUARDO EN MI CUADERNO

    DE BUENAS POESÍAS

    besitos jose

    ResponderEliminar
  7. Quizás por eso se haga difícil en tierras de estiercol y desesperanza.

    Profundas tus letras, Pepi

    Siempre tu manera de decir es ir un poco más allá.

    Mi siempre saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Normalmente no están sólo el estiércol o sólo los rábanos, la supervivencia consiste en la adaptación a las circunstancias.

      Saludos

      Eliminar
  8. No es mal sitio, los higos y las brevas, para hacerse una cama, un refugio dulce.
    Bonita imagen de mariposa negra de mariposas negras.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Te persiguen las mariposas negras...

      Besitos ;)

      Eliminar
  9. Sobrevive en algunos lugares olvidados... Aquí ya las han destruído, ya no se ven en los huertos, la química las anula, la falta de lluvia... Te diré que es un hermoso y oscuro poema, lleno de imágenes y belleza, aunque duela el dolor negro de las brevas... Te mando un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algunas personas sobreviven gracias al estiércol, aunque eso suponga convertirse cada vez más en lombrices.
      Un abrazo para ti

      Eliminar
  10. Que lindo este poema Pepi, las lombrices viven se adaptan y nos ayudan, esto es sincronia con el universo, un abrazo feliz y que tengas un precioso fin de semana,

    ResponderEliminar
  11. Hola Pepi:

    Cada uno tiene su huerto y su nido propio y todos se mantienen por su adaptación. Y tiene que haber de todo como en colores.
    Por eso las hay que vuelan como las mariposillas que entran en tu casa; otras en cambio como las lombrices se arrastran en el cieno.

    Bonitos paisajes con mucho colorido diverso, como la vida misma.

    Te envío un abrazo Pepi. Juan

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juán, la pregunta sería ¿quién es la lombriz superviviente
      cuántas de esas tenemos a nuestro alrededor?

      Eliminar
    2. Bueno, bueno, hay tantas y de tantas clases que necesitaríamos mucha investigación y paciencia para descubrirlas y seleccionarlas a todas. Además tienen la particularidad de que se transforman como ninfas e invaden tanto nuestras vidas que se hacen mutantes.

      Un abrazo Pepi. Feliz fin de semana.

      Eliminar
  12. Pepi, es que las siestas son mágicas, la lluvia sabe de siestas y la naturaleza toda se regocija.
    Hermosas letras.
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, la lluvia sabe de siestas

      y de lombrices.

      Besitos

      Eliminar
  13. Envidio su capacidad de adaptación.

    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Genial poema, me quedo con estos versos.

    huele el dolor negro de las brevas

    pero la noche (azul)

    acallará los suspiros de la polilla del pan

    un abrazo

    fus

    ResponderEliminar
  15. Me maravilla cómo has conseguido esta greguería amplificada , elevada a rango de sublime creatividad.Bella personificación de la lluvia cuando dices...en los ojos dormidos de la lluvia.Un cálido abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Magistral, amiga, me encantan las metáforas que se van metiendo en uno con mansedumbre, tranquilas y plenas de colores, y sentidos diversos que suelen merodear nuestro cielo cuando nos hallamos como en estado de gracia.

    ResponderEliminar
  17. La verdad es que uno nunca se va de este blog sin aprender nada nuevo, y siempre algo tan curioso e interesante.

    Un saludo.

    ResponderEliminar