miércoles, 3 de julio de 2013

vislumbraciones



1.

es la quietud, es el olvido, es esa hierba que te crece hacia dentro, esa hierba que te come los ojos;
es esa sed ya sin sed, son los gusanos que acampan en un pecho donde ya no hay nadie,
es la sequedad de los espejos, es la ceniza,

es la voz rota de alguien que grita

quién anda ahí?





12 comentarios:

  1. Esa quietud y ese olvido que es arena erosionada desperdigada de un lejano oasis...Preciosa, Pepi.
    Abrazos y besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Pedro,
      todos llevamos dentro un desierto lleno de oasis y espejismos

      me alegra saber de ti, pensé que estabas en el camino de Santiago
      besitos

      Eliminar
  2. Quizás es la propia conciencia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rafael, es la conciencia, es nuestra propia vida que pasa ante los ojos, es la certeza de tiempos venideros

      un abrazo, amigo

      Eliminar
  3. quietud viene de quieto
    quieto es una condición en donde hay ausencia de movimiento

    una dicotomía en si misma
    pues decimos quietud (ausencia de movimiento) en un universo absolutamente activo

    abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto elisa, esa es la paradoja de la vida

      besitos

      Eliminar
  4. Creo que estás definiendo la decadencia, el atardecer de la vida que para unos llega mucho antes que para otros. Procuremos que esa quietud y ese olvido lleguen lo más tarde posible o mejor no lleguen nunca...

    Un placer Pepi.

    Y un abrazo.

    PD: Un despiste: hierba

    ResponderEliminar
  5. Duele al leerlo.
    El tiempo de la derrota.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos estamos derrotados ante el futuro


      besitos

      Eliminar
  6. Para mí es esa quietud donde sólo queda gritar: quién anda ahí!!! y ya no poder ver...
    Qué intenso poema!!!
    Me gustó mucho pues me deja pensando hundida en la melancolía.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar