domingo, 12 de enero de 2014

Entre dos orillas




Foto: photo by Andrew Brodhead


1
entre dos orillas
una imagen;
parecía que flotaba
pero hilos invisibles 
la sostenían

a veces tú y yo somos distintas
a veces nos olvidamos de la misma manera
a veces no sé qué es lo que se cierra/se abre
dentro de ti
a veces comprendo 
el misterio azul
que te aprisiona


2
Imagen;
cada fonema nace como un gigante
precipitándose
desde lo abrupto de los acantilados
hasta una llanura inmensa

como una inmensa niebla

como una neblura inmensa
como una inmensa nube negra
(de ceniza volcánica)
                         que  cubre el cielo
                                                        -de la boca

3
pero el nombre
no puedes pronunciarlo
tiene que ser un susurro leve
(nada que pueda compararse
a un leve susurro tuyo)
un susurro que borre casi todos los signos de tu fragilidad
casi humana


4
en esa suavidad algo vuelve
para ocupar su sitio desde dentro
repoblando espacios anteriores (no contaminados)        
rellenando los tiempos con una canción triste de antes de dormir
-en un empeño por equilibrar la experiencia-
y luego quedarse cerca
tan cerca que nos convierte en vientre/en casa;
una casa donde no hay oraciones
ni tormentas


5
partiendo de lo oculto
hasta completar la parte de la asfixia 
que es soplido
que luego se hace verbo
que asciende entre los pechos
(con un silencio de alas invisibles)
                                              que araña-un grito
como de sangre fresca brotando de un útero
germinado





3 comentarios:

  1. Y todo eso pasa en un abrir y cerrar de ojos de la vida.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O a lo largo de toda la vida...
      Un abrazo Rafael

      Eliminar
  2. Dos orillas que conforman el río de la vida.
    Un poema de contrastes, de diferencias pero también de similitudes, con un final casi "sangriento", como un nacer a la luz.

    Un placer Pepi.

    ResponderEliminar