domingo, 10 de agosto de 2014

Sólo en este beber de manos


de repente todo importa
acecho desde arriba
desde el ojo avizor
ingravito su falta de forma
su no-tiempo
todo está hecho de silencio
alguien dijo que el silencio es una descamación
de la piel, una descarnación. un renacerse.

elijo partir                                                                                                     
hacia todo lo interno. un paréntesis. antes de. parar. c´est fini

a menudo la muerte acontece  en esa breve pausa:
arden las piras cerca de tus ojos
y los cierras
y te dejas caer
y te careces

(un paréntesis)

sólo en este beber de manos




8 comentarios:

  1. Paréntesis necesarios para volver a la vida en toda su plenitud.
    Muy bien expuesto, me encantó el poema.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Joaquín me alegra que te guste el poema. Es verdad, la vida está llena de paréntesis, paradas, renuncias, y continuidades...

      Eliminar
  2. En mi interior solo está a salvo un pequeño habitáculo, donde aún no detecto grietas y en donde aún se puede estar.

    ¡Colosal poema!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes suerte, porque mi yo poético, se desgarra, se descompone, se expande y contrae, se estratifica, se vivifica en los límites donde lass miradas abandonadas sangran, seductoramente.


      Un besazo amigo

      Eliminar